¡BIENVENIDO!
¿Buscas tranquilidad, un descanso cómodo, buena comida y una charla amena, en un entorno lleno de propuestas y belleza natural?
En esta pequeña casa de aldea de sólo cinco habitaciones, construída en piedra y madera de castaño y rehabilitada con nuestro cariño en todos los detalles, queremos que te sientas como en la tuya.
Eso sí, a pocos minutos de las hermosas playas de Lugo, los espacios naturales de los ríos Eo y Masma, las cumbres del Xistral, las fragas de Trabada, los mazos y molinos de Taramundi, la ciudad medieval de Mondoñedo, las villas de Ribadeo y Viveiro y muchas cosas más.

¡Ven a conocernos!